La reforma laboral

13/02/2012

El Consejo de Ministros apruebó el Real Decreto Ley 3/2012, de 10 de febrero de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

› Los despidos serán más baratos.

El despido improcedente de los trabajadores fijos se reducirá de 45 días a 33 días por año trabajado y de 42 mensualidades a un máximo de 24 mensualidades. Los trabajadores con contratos de 45 días por año trabajado mantienen esta indemnización para el tiempo transcurrido hasta la publicación en el BOE del decreto, pero a partir de entonces, la indemnización que empiecen a acumular será de 33 días por año. No obstante, la indemnización máxima para aquellos que tengan en la actualidad un contrato de 45 días por año trabajado, conservarán el tope máximo en 42 mensualidades y no de 24.

 

› Nueva causa de despido objetivo por causas económicas.

La indemnización por la extinción del contrato indefinido será de 20 días por año trabajado en caso de despido procedente por causas objetivas, con un máximo de 12 mensualidades.  Así, se entenderán por causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas, entendiendo por persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos.

› Creación de un nuevo contrato de apoyo a emprendedores que contraten a su primer trabajador menor de 30 años.

Las empresas de menos de 50 trabajadores que contraten su primer trabajador menor de 30 años, que esté en desempleo podrán aplicarse una deducción de 3.000 euros. El trabajador podrá cobrar durante un tiempo un 25% de la prestación de la prestación de paro y el empleador deducirse el 50% del coste para la empresa.

 

› Bonificación por contratación de colectivos de difícil empleabilidad.

Se fomentará la contratación indefinida de jóvenes y de parados de larga duración con bonificaciones de hasta 4.500 euros.

 

› Flexibilidad en la empresa y la negociación colectiva.

Se da prioridad a los convenios de empresa independientemente de lo que se pacte en convenios de nivel superior, se facilita así la modificación de la jornada de trabajo, el horario, el salario y sistema de rendimiento, entre otros. Las empresas en dificultades también podrán descolgarse (no aplicar el convenio pactado con las partes.

 

› Derecho a la formación del trabajador.

Derecho del trabajador a 20 horas de formación anuales pagadas por la su empresa. También habrá un contrato para la formación y el aprendizaje, en el que se amplía la edad máxima de 30 años para acceder a este tipo de contratación hasta que la tasa de desempleo baje del 15%, entonces bajará hasta los 25 años.

 

› Encadenamiento de contratos temporales por un máximo de dos años.

A partir del 31 de diciembre de 2012 vuelve a estar prohibido el encadenamiento de contratos.

 

› Empresas de trabajo temporal.

Las ETT podrán colaborar en la colocación de trabajadores.

 

› Fomento del establecimiento de nuevos empresarios autónomos.

Los hombres de hasta 30 años y mujeres de hasta 35 años que inicien una actividad como trabajadores autónomos podrán capitalizar el 100% de la prestación por desempleo a la que tengan derecho.

 

› Limitación a 7 días de la indemnización de directivos de empresas públicas.

Los directivos de empresas públicas que cesen y se reincorporen a su puesto anterior en la Administración no tendrán indemnización por despido. El resto de los directivos de empresas públicas que sean cesados cobrarán una indemnización por despido de 7 días por año trabajado con un límite de seis mensualidades.

 

› Los trabajadores con contrato a tiempo parcial podrán realizar horas extraordinarias.